Primera edición Curso:

Desarrollo de la Inteligencia Espiritual

Los seminarios de Inteligencia Espiritual son experiencias profundamente humanas donde se desarrolla un tema determinado que generalmente abarca cuestiones de enseñanza y actualización hacia los asistentes.

¿Qué es la inteligencia Espiritual?

La inteligencia espiritual es la que complementa la inteligencia emocional y lógico-racional, y faculta para afrontar y trascender el sufrimiento y el dolor, y para crear valores; da habilidades para encontrar el significado y el sentido de nuestros actos.

La inteligencia espiritual permite, pues, acceder a los significados profundos, plantearse los fines de la existencia y las más altas motivaciones de ésta.

Es la inteligencia del yo profundo la que se enfrenta a las graves cuestiones de la existencia y, a través de ella, busca respuestas creíbles y razonables. Como vemos en estas definiciones, la inteligencia espiritual es la que nos permite entender el mundo, a los demás y a nosotros mismos desde una perspectiva más profunda y más llena de sentido; nos ayuda a trascender el sufrimiento.

Por este motivo, muchos autores la consideran el tipo de inteligencia más elevada de todos.

Los principios rectores de este proceso son:

(1) conocimiento; que localiza e ilumina lo que queremos. (2) Amor, que nos vincula a lo que queremos.
(3) Voluntad; con la que actuamos sobre lo que queremos.
(4) Espíritu; que guía nuestro conocimiento, amor y voluntad.

 

Metodología:

Cada módulo consta de 3 días y 2 noches.
Contienen contenido teórico y práctica vivencial.
En cada módulo, dependiendo de la temática a tratar, se realizarán experiencias vivenciales acordes al propósito
En Todos los módulos trabajamos con diversas ceremonias y rituales de los pueblos originarios integrando lo cotidiano con lo sagrado.
Algunos módulos incluyen la presentación y práctica con plantas maestras de los pueblos originarios en contextos rituales sagrados (esta practica en el módulo es opcional).
Existen Módulos diseñados para ex alumnos.

Nuestra propuesta:

La inteligencia espiritual es un poder innato del ser humano, pero que, como ocurre con todo lo que es innato, exige un desarrollo y una ejercitación para que pueda florecer y desarrollarse en su plenitud.

Objetivos:

Que cada participante:
Aumente su percepción sobre su condición de ser espiritual viviendo una experiencia humana.
Amplíe su conciencia con respecto a sí mismo, los demás y de la naturaleza que nos rodea.
Consiga mejorar su conexión con su Ser, y a través de ella, pueda alcanzar una mejor aceptación, comprensión y transformación de sus circunstancias.
Consiga abrir su alma para contactar con la ética del corazón, retorne a su lugar en el círculo de la vida y así poder vivir en el orden del Amor

La sensibilidad espiritual, o espiritualidad, es, esencialmente, una transformación de la persona y ésta exige una labor sobre uno mismo, un trabajo sobre el propio yo.

La psicoterapia y la espiritualidad son dos caminos hacia una misma meta: ya que existimos a nivel emocional y también a nivel espiritual, y éstas son partes de un todo que están mutuamente entrelazadas.

El proceso está diseñado para educar y despertar la inteligencia espiritual.

Uniendo conocimientos espirituales ancestrales de las experiencias ceremoniales de los Pueblos Nativo Amazónicos y la metodología del enfoque humanista de la psicología, nos enfocamos para luego trabajar sobre los desafíos a Transformar en el día a día.

No hay ninguna separación entre nuestro mundo cotidiano y lo que es el mundo espiritual, porque nuestra vida toda es sagrada.

Dirigido a:

Todo público, sin tener que renunciar a ningún tipo de creencias o a la falta de ellas.

 

Programa

27-29 de ABRIL: Módulo 1: Los senderos de la Sanación.

Trascendencia y transformación, caminos para llegar nuevamente a casa.

Módulo 2: La construcción de la soledad.

Probablemente la soledad sea el sentimiento más común en este momento de la humanidad. Pero existe una diferencia muy importante en la vivencia subjetiva de esta experiencia. La soledad puede abrirnos a la comunión con nosotros mismos y el universo, o puede ser un infierno de desesperación.
El esquema de la personalidad, realidades psicológicas desde donde nos comunicamos con los demás.
Fase intrapsíquica

Módulo 3: El espíritu y el ego.

Cuando alguien dice que está confundido, hay dos: uno que está confundido y otro que esta clarito, ese que se da cuenta, esa parte eres tú.
Las decisiones tomadas, aunque sean inconscientemente, van a cristalizar en un guion de vida o programa a seguir.
Fase interpersonal

Módulo 4: La llave de la buena vida.

Nuestro deseo de estabilidad compite con la naturaleza polarizada y cambiante de las cosas, a la que debemos confiarnos para crecer. Nuestro deseo de control sobre la realidad rivaliza con la naturaleza a menudo azarosa y caprichosa de la vida, a la que nos corresponde abrirnos para ser más amplios y maduros. Pero no es fácil llegar a este punto de apertura. A veces resulta difícil recibir con agradecimiento lo que la vida nos da, y otras veces es dificilísimo soltar aquello (o a aquellos) que la vida nos quita.
Para experimentar lo sagrado hay que soltar el miedo.
Fase de conexión con el todo

Módulo 5: La muerte, desde el ego hacia el ser.

Nada es más frío que la muerte, nada es más quieto que la muerte, este es el gran tabú por ello no hablamos de ella.
El proceso de morir es tan importante para la vida como el de nacer.
Trabajando con la muerte